sábado, 14 de diciembre de 2013

Galletas cookies "abizcochadas"

Hooola gente ^^ ¿Qué tal andamos? Vaya sequía de entradas más grande, diréis... pero es que ya os lo tengo dicho, estudiando, prácticas, etc etc... paso mi tiempo, así que no he podido contaros nada más por aquí.
Bueno iré al grano. Llevo bastante tiempo queriendo hacer galletas cookies, tipo Chips Ahoy! Ayer encontré el tiempo y las ganas para ponerme, así que estuve investigando un poquito por internet, y encontré esta receta en el Blog de Thermomix "Velocidad Cuchara". Lo cierto es que me faltaban algunos ingredientes, y quería hacer más cantidad, por lo que adapté la receta a mis circunstancias, y éste es el resultado:

Ingredientes (para unas 30-40 galletas, dependiendo del tamaño)
  • 3 huevos
  • 240 g de azúcar (lo suyo es echarle azúcar moreno, para que queden oscuritas sin tener que hornearlas demasiado, pero a mí se me olvidó y le eché sólo azúcar blanquilla)
  • 1 pizca de sal (no tengáis miedo de echársela, el puntito de encontrarte un granito de sal les queda muy bien)
  • 540g de harina. En mi caso, no tenía levadura suficiente, así que aproveché que tenía harina para bizcochos de la que trae levadura, y le acabé echando 300 g de harina de trigo y 240 g de esta harina de bizcochos de la que os hablo.
  • 180 g de mantequilla. (yo le eché margarina de la del Dia de toda la vida xD)
  • 1 sobre y medio de levadura química (la Royal de toda la vida también). Siguiendo las proporciones de la receta original, tendría que haberle echado 3 sobres, pero ya os digo que no tenía, y lo sustituí por la harina de bizcochos.
  • 3 cucharadas de aroma de vainilla. No tenía azúcar vainillado así que me "busqué las papas"
  • Pepitas de chocolate al gusto. 
Tengo algo que contaros sobre el chocolate xD A mí me pierde, por lo que aparte de echarle las pepitas que había comprado (en el Mercadona venden unos paquetitos a buen precio ;) ) cogí una tableta y la corté en cuadraditos, más o menos, un cuarto de onza. Creo que encontrarte trozos más grandotes en la galleta es un gustazo :3 Además, sin ánimo de lucro (lo juro) xD Os recomiendo el chocolate de postres del Mercadona, que en realidad es de la marca Antiu-Xixona y está de muerte (si os gusta el chocolate negro como a mí moriréis del placer, si no, podéis probar a echarle trozos de chocolate blanco, o con leche, el que prefiráis)

Preparación

  1. Mezclarlo todo excepto el chocolate. Yo utilicé la thermomix, pero a la mitad tuve que quitarla porque era demasiada carga para ella en cuanto se compactó la masa :/ Si tenéis paciencia, y alguna batidora por casa, podéis hacerlo manualmente sin problemas. La margarina iba tal cual, sin calentar ni nada, y al final os termina saliendo una masa homogénea, que se puede trabajar bien con las manos si os las enharináis un poquito.
  2. Mezclar esta masa con el chocolate. Este paso lo hice a mano, ya que era demasiado para la Thermomix. Lo mismo que le echáis el chocolate, seguramente podréis experimentar añadiéndole otros ingredientes que os gusten: nueces, avellanas, otros chocolates, no sé, ya es cuestión de ir probando posibilidades :3
  3. Mientras encendemos el horno para que se vaya calentando a 180º, preparamos las bandejas, poniéndoles papel de horno o engrasándolas para que no se peguen (yo prefiero el papel de horno, ya que es muy apañado porque luego lo tiras y no has manchado nada) vamos haciendo bolitas de masa, del tamaño que vayamos a querer hacerlas (yo las hice tamaño albóndigas), las ponemos encima del papel de horno y las aplastamos. Hay que dejar un poquito de separación entre las galletas para que no se junten por si suben un poco. Además, yo les eché por encima algunas pepitas de chocolate más, para decorarlas :)
  4. Las metemos al horno y estamos pendientes, hasta que hayan pasado unos 8-12 minutos. El tiempo final dependerá del tamaño, pero es importante que las controléis porque se os pueden quedar duras si os pasáis :/ Yo tengo que utilizar un horno de aire, por lo que lo puse a 160º y las dejé 10 minutillos.
  5. Cuando veáis que están listas, las sacamos del horno, y dejamos que se enfríen tranquilamente a temperatura ambiente. Tardarán su tiempo, pero es lo que hay que hacer para que se endurezcan un poquito y se conviertan en galletas de verdad xD.
¿Cuál es el resultado? El que véis a la izquierda, unas galletas que no están del todo duras, si no que quedan más como pastas, o abizcochadas, que es como lo he llamado yo. Espero que os guste :) Yo tengo claro que la próxima vez repetiré con las modificaciones que le he hecho a la receta, ya que en mi casa han gustado mucho de esta forma ^^

Un saludo, y ¡hasta la próxima entrada!

sábado, 5 de octubre de 2013

DduI-Desvaríos: Vocación (1)

Los desvaríos son esos pequeños, o no tan pequeños pensamientos que acechan mi mente en cualquier momento del día: la ducha, una cola de espera, la cama, etc... Algunos os pueden resultar razonables, pero no prometo que todos lo sean. Además, pretendo abrir un poco el debate, así que podéis comentar sin ningún tipo de temor lo que opináis ^^

¡Hola!

En los últimos meses, ha habido un tema recurrente en las conversaciones que he mantenido con amigos y compañeros de facultad. El agobio de los exámenes, la presión del tiempo que está siempre en nuestra contra, y otros factores, nos hace muchas veces replantearnos si estamos hechos para la carrera que hemos elegido. Tengo casos cercanos de gente que al poco tiempo de empezar, ha decidido cambiarse de carrera, o que simplemente, están terriblemente amargados estudiando lo que en un principio habían escogido.
Una cosa que me gustaría que tengáis en cuenta es que no estoy hablando sólo de estudiantes de Ingeniería, que es lo que más me toca. Creo que es imprescindible aceptar que cualquier cosa que se estudia, o a la que uno se dedica, sin que nos guste, siempre cuesta más, sin entrar en los factores de dificultad. Por ejemplo, en los estudios obligatorios, siempre existía esa asignatura que te resultara más difícil, pero con la que te entusiasmabas tanto que no te importaba dedicarle todas las horas necesarias. O, por el contrario, la otra asignatura/pesadilla cuyas clases se te hacían interminables, y te daba una pereza extrema estudiarla, aunque luego asimilaras rápido los conceptos porque era sencilla.
Os he puesto dos ejemplos extremos, está claro que hay múltiples combinaciones, la más dañina puede resultar la de Mucha dificultad+Odio y la óptima es Poca dificultad+Amor, por expresarlo de forma simple.
Esto sirve para introducir el concepto sobre el que quiero centrar esta entrada, y puede que alguna más.

¿Que significa vocación? Miremos la definición de la RAE:

vocación.
(Del lat. vocatĭo, -ōnis, acción de llamar).
1. f. Inspiración con que Dios llama a algún estado, especialmente al de religión.
2. f. advocación.
3. f. coloq. Inclinación a cualquier estado, profesión o carrera.
4. f. ant. Convocación, llamamiento.
Claramente nos vamos a decantar por la tercera. Para curarme en salud, buscaré también el significado de inclinación:
inclinación.
(Del lat. inclinatĭo, -ōnis).
[...]
3. f. Afecto, amor, propensión a algo.
[...]
 Ajá, ahí está. Ya hemos encontrado una definición sencilla de vocación: Afecto, amor, propensión a cualquier estado, profesión o carrera.
Pero, ¿cómo saber si realmente tengo vocación por algo, y no sólo me gusta cómo hobbie para mis ratos libres? Dependiendo de la persona puede resultar más o menos complicado llegar a una conclusión válida, e incluso, tras haberlo conseguido, podemos darnos cuenta de que nos hemos equivocado. Creo que hay que intentar conocerse a uno mismo, hacer un poquito de auto-reflexión de vez en cuándo. 
¿A qué quiero dedicarme? ¿Qué es lo que no me gusta? ¿Qué es lo que me gusta?¿Lo escojo por mí o por otra persona? ¿Me siento bien haciendo esto? ¿Podría pasarme toda mi vida trabajando sobre esto o aquéllo? Y seguramente, lo más importante, ¿me hace feliz? A través de nuestro razonamiento para responder a preguntas como éstas, podemos ir desechando muchas opciones, y lograr al fin vislumbrar alguna que sea válida para nosotros. Tras haber escogido, de forma teórica por así decirlo, siempre cabe la posibilidad que luego al meternos en la susodicha carrera, veamos que no era todo tan bonito cómo parecía. No es el momento de decepcionarse, si no de volver a reflexionar si es lo que nosotros queríamos o no, si seríamos capaces de soportar todo lo malo que conlleva por disfrutar de ella, y si al final vemos que no era nuestro camino, que sólo se quede en nuestra memoria como una decisión errada, cómo muchas que haremos en nuestra vida y de las que podemos aprender siempre algo.
(Parezco un libro de autoayuda xD Yo sólo quería reflexionar un poco...)

No pensaba meterme en la tesitura de analizar la elección de carrera según sus "salidas profesionales", pero sé que mis párrafos anteriores son demasiado ideales porque no lo han contemplado. Me gustaría que opinárais sobre el tema para ver más puntos de vista, pero de momento os comentaré un poco lo que yo pienso.
Desgraciadamente, en la actualidad el futuro profesional está muy oscuro, por no decir negro. Siempre, dependiendo de las necesidades de la sociedad habrá profesionales más demandados y menos demandados, por lo que una carrera te abrirá más puertas que otra. Por ello, respeto mucho a ese grupo de personas que deciden elegir algo que "no les gusta tanto" para intentar asegurarse su futuro.
Pero tengo varias dudas que se me plantean: ¿es recomendable tener profesionales que no amen su trabajo? ¿Puede un profesor sacarse la carrera conveniente y no adorar el transmitir su conocimiento a gente más joven? ¿Puede un médico atender con desgana y apatía diariamente a sus pacientes? Estos son algunos ejemplos de gente que no ha decidido hace lo que le gusta, pero eso mismo puede aplicarse incluso en la etapa educativa, ya que como he dicho, estudiar algo que no te motiva puede resultar muy deprimente. Es un grave perjuicio para la propia persona, pero también puede serlo para la sociedad.
El tener gente "obligada" porque la situación económica vaya cada vez a peor no es culpa del pobre que tiene que hacer una elección que le condene, desgraciadamente no depende del ciudadano de a pie. Pero tampoco quiero hablar de politiqueo ni economía, que me exalto xD Lo que está claro, es que no creo que sea beneficioso para nadie.

En fin, no pensaba enrollarme tanto, y yo venía en realidad a contar cómo decidí meterme a ingeniería xD Así que supongo que tendré que hacer una segunda parte para contaros mis penas :___)  No sé si os gustan este tipo de entradas o no, ya me lo iréis diciendo por comentarios, o no... no sé xD La verdad es que entendería que no os gustara porque se me va mucho la pinza y parezco un libro de Paulo Coelho :(

viernes, 27 de septiembre de 2013

Otaku-señas: El castillo en el cielo

Hayao Miyazaki se retira :( Pero su obra siempre se quedará en nuestros corazones. Es por ello, que he pensado hacer un pequeño homenaje personal a esas películas que el Estudio Ghibli ha sacado bajo su dirección. Algunas las he visto tropecientas veces, pero para otras será mi primera vez.
Y aquí está mi humilde homenaje :)




Título:El Castillo en el Cielo
Duración: 125 min. apróx.
Sinopsis: Sheeta es la única persona en el mundo que conoce el secreto de la ciudad flotante, resultado de una civilización al parecer extinguida. Pazu es un joven rebelde que se cruza en su camino. Alcanzar el castillo en el cielo y conocer sus misterios ocultos se convertirá en una odisea llena de aventuras y personajes, reforzando a la vez la relación de afecto entre Pazu y Sheeta ante la adversidad.

Lo primero que me llamó la atención cuando puse este DVD fue la calidad de la imagen... se nota que es antigua, pensé. He investigado, y al parecer es de 1986. Es impresionante cómo han logrado dibujar esos paisajes tan detallados y la animación tan bonita, característica de Ghibli. También he visto que fue la segunda película del estudio, por lo que le concedo mucho mérito ^^ El diseño de los personajes me ha encantado en esta película, ya que algunos me han resultado parecidos a los del Viaje de Chihiro, por lo que supongo que puede ser un guiño realizado aposta.

Otra cosa curiosa, según he podido descubrir investigando un poquito, tiene que ver con la misteriosa ciudad que le quita el sueño a sus protagonistas. El nombrecito que tiene trae tela, Laputa, pero al parecer fue el autor de Los Viajes de Gulliver, el que se lo puso, ya que se inspiraron en esa obra para esta peli. No os voy a fastidiar la curiosidad, así que si habéis visto la película, podéis mirar aquí más información sobre este lugar tan misterioso.

Curiosidades aparte, en resumen, la peli está bastante bien si quieres echar un rato entretenido. Los protagonistas no paran, porque a la pobre muchacha no la dejan en paz ni un segundo. Los momento cómicos y entrañables también son cortesía de la casa, por lo que no pueden faltar. La música, la música me parece preciosa. Joe Hisaishi siempre lo hace bien, pero hay veces que lo hace mejor. Mientras que con Ponyo la BSO no me pareció extraordinaria, he de decir que las melodías de esta película me parecen preciosas, y que más de una vez me las he puesto para estudiar.

La historia está muy bien trabajada. Uno no puede sacarse una civilización de la manga, y aquí se puede sentir la historia viva de Laputa cuando ves la isla. Es simplemente maravilloso que puedan crear esos paisajes, edificios y lugares tan bonitos :)

Ya os he dicho que Ghibli suele meter críticas... y ¿qué tenemos aquí? Una historia sobre la avaricia del ser humano, que no duda en destruir a sus semejantes por las ansias de poder. Una historia de cómo la naturaleza siempre se abre paso, lenta e inexorablemente, recuperando el territorio que le pertenece. La historia de la valentía de dos huérfanos que luchan por cumplir un sueño.

:') Qué bonito. Yo es que debo ser fácil de complacer, porque la verdad es que me lo he pasado bastante bien viendo esta película... vais a acabar diciendo que todas mis reseñas son iguales, y no os podré decir que no es cierto T_T

Parte con spoilers

Pazu es un amor. No sé si es casualidad que todos los personajes protagonistas masculinos de Ghibli me enamoren... pero es que es irremediable, mi corazón de fangirl me lo dicta xDD La hija de su jefe es otro amor xDDD

En esta película, la chica al menos no es irritable. Sheeta es una chica muy valiente, y que soporta el peso de su herencia con bastante buen talante. Cuando conoce a Dora y a sus hijos, ya es cuando se le coge cariño del todo, porque genera unas situaciones muy graciosas.

Me ha encantado la ciudad, en serio...  es preciosa. La ventaja de que la ciduad flote en el cielo es que es fácil sacar estampas hermosas, y el diseño de los edificios, conquistados por la naturaleza, es increíble. Los robots que la cuidan al principio también son entrañables, y a la vez dan un poco de miedo. Y es muy interesante la relación que ya he comentado un poco con "Los Viajes de Gulliver", ya que tiene cosas tan originales como el imán gigante que logra que la isla flote >-< Es la caña.
He llegado a odiar a los malos :( Se portan muy mal, y sólo buscan ganar riquezas y poder... Supongo que será su trabajo, y si querían que fueran odiados lo han conseguido.
El final me parece el justo y necesario. Las cosas podrían haber acabado de otra forma, pero creo que la elegida es la mejor.




Conclusión: creo que acabaré recomendando que veáis todas las películas de Ghibli porque son artísticamente unas maravillas. El Castillo en el Cielo no llega a encantarme como el Viaje de Chihiro, por ejemplo, pero me parece una película muy entretenida y se deja ver :)


lunes, 16 de septiembre de 2013

Otaku-señas: Ponyo en el acantilado

¡Yuju, yuju, inauguro la sección, que ilusión! (¡rima!) ^W^

 
Hayao Miyazaki se retira :( Pero su obra siempre se quedará en nuestros corazones. Es por ello, que he pensado hacer un pequeño homenaje personal a esas películas que el Estudio Ghibli ha sacado bajo su dirección. Algunas las he visto tropecientas veces, pero para otras será mi primera vez.
Y aquí está mi humilde homenaje :)




Título: Ponyo en el Acantilado
Duración: 97 min. apróx.
Sinopsis: Ponyo en el Acantilado narra la historia de amor y amistad entre un niño llamado Sosuke y una curiosa pececita roja con poderes mágicos llamada Ponyo. Cuando el niño la rescata de entre la basura del mar, Ponyo decide que quiere convertirse en humana y estar siempre al lado de Sosuke a pesar del temor y la negativa de su padre: un hechicero del mar. Una verdadera obra de arte repleta de magia que enseña a los niños la importancia de la naturaleza y de la amistad por encima de cualquiera cosa.

Creo que la palabra perfecta para describir esta película es entrañable. He visto varias películas de Ghibli, pero creo que ninguna me ha resultado tan adorable como ésta. También pienso que puede ser de las más infantiles, pero yo también puedo ser muy infantil, así que no he tenido ningún problema con ello.

Ante todo, tenéis que tener en cuenta lo que implica que sea una película de este director: paranoias/cosas raras aseguradas. Es el toque de fantasía estrambótica que las caracteriza, y que puede gustar o no. Aparte de eso, no es oro todo lo que reluce, y las Ghibli-pelis suelen ser mucho más profundas de lo que parecen, Tienen enseñanzas y reivindicaciones. En este aspecto, Ponyo se me ha quedado corta. Nos resalta el valor del amor y de la naturaleza, pero hay muchas subtramas que podrían haber resaltado su valor ético muchísimo más. ¿Es peor por ello? No, porque como ya he dicho, es la que más infantil me parece, por lo que veo justificado que el contenido moral sea mucho menos complicado que el que hay en otras películas.

En el aspecto artístico, Ghibli nunca decepciona. Ponyo es una monada, pero es que cualquiera adoptaría a Sosuke sin dudarlo >-< La historia está íntimamente ligada al mar, y el agua, el acantilado, las olas, los barcos... están tan bien representados que conforman una atmósfera tremendamente hermosa ^^ (he juntado más de dos palabras cultas en una misma frase... ¡punto para mí :D!) Simplemente es una maravilla visual.
De los personajes principales, puedo decir que te atrapan, que el niño protagonista es un amor, que la madre es un ejemplo a seguir, y que Ponyo es un bicho, pero que se hace querer. Es una película en la que no hay antagonistas, en realidad todos trabajan juntos y colaboran a su manera para afrontar el problema que se les presenta. 


Puede ser la trama el único punto que no me encaja del todo. Es una historia preciosa, pero se centra muchísimo en el amor incondicional. No es mejor ni peor, si no que simplemente es el mensaje que quiere transmitir y lo hace bastante bien. Creo que hay dejar de lado muchos prejuicios para ver entera esta película, intentar admirar todas sus virtudes, y comprender que más allá de que sea una historia un poquito infantil, tiene mucho dónde rascar para pasar un buen rato.
Soy de la opinión de que no todo tiene que ser profundo y súper rebuscado para ser visto. Algo como un libro, una película, un disco de música,... son obras que nos tienen que emocionar, hacernos olvidar nuestra realidad y sumergirnos en otra, entretenernos un rato... Ponyo ha conseguido que ame a personajes ficticios, que me emocione lo que pasan y que, sobre todo, me olvide de lo demás por un tiempo.

Podría provocarte lo mismo, o quizás no, pero si no lo pruebas por ti mismo nunca lo llegarás a saber :) 

Parte con spoilers

Seré bastante breve en esta parte. Lo cierto es que ya lo he dicho, pero quiero un hermanito como Sosuke, me ha enternecido demasiado el gran corazón que tiene y lo que es capaz de hacer por Ponyo T_T También soy una fan incondicional de su madre, siempre aguantando el tirón, esperando que su padre vuelva sano y salvo de las garras del mar con una sonrisa para su hijo. Es un rayo de esperanza para las ancianas a las que cuida, y animaría a cualquiera sólo con estar a su lado.
Ponyo puede ser la que menos me ha llegado al kokoro (corazón en japonés, para los que no conozcáis el vocabulario usual de una fangirl) Es muy mona, pero también me resulta un poco cargante a veces. Sus padres... bueno, son raros, pero es normal, dadas las circunstancias xD. Las ancianas del asilo son la caña xD Te recuerda a esas personas mayores que te rodean, y a la que puede que no se les preste la debida atención.
La alusión a la vida "marinera" me encanta. Muchas familias lo pasan mal porque los padres, tíos, etc... se embarcan largas temporadas dentro del mar para ganarse el pan. Un pueblo marinero es como una gran familia, en el que todos comparten los vacíos que se generan entonces. Creo que esto se refleja a través del precioso dibujo de Ghibli, y puede que pase desapercibido por lo que he dicho ya, lo centrada que está la peli en el amor de Sosuke-Ponyo. Por eso puede que me dé tanta rabia, ya que estos temas (las personas mayores, la vida marinera) junto con el tema ecologista (para enseñanza ecologista, La Princesa Mononoke, que ya la reseñaré porque la tengo por aquí) se dejan un poco de lado.
No he hablado de la OST, pero es que sólo decir que la hace Joe Hisaishi es decir mucho ;)



Conclusión: esta película me ha hecho pasar un buen rato y emocionarme, pero considero que puede estar enfocada a un público más infantil. Si no te importa, no dudes en verla, porque artísticamente es una maravilla.


jueves, 12 de septiembre de 2013

Desvaríos de una ingeniera: ¡Organizarse o morir! (3)

¿Tienes que preguntarle al de al lado para saber en qué día vives? ¿Has llegado a clase o al trabajo y te has llevado una sorpresa desagradable de la que no te acordabas? Aquí os contaré cómo me las arreglo para organizarme. Puede que no te funcione, pero todo es intentarlo ;)

Ya he terminado los exámenes. 

OEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

Tras este arrebato de locura, tengo que deciros que aunque haya terminado, mis clases comienzan el 23, y tengo que arreglar los papeleos pre-clases. Aparte, voy a tener cierto regusto amargo, ya que no he aprobado todas las que quisiera (me faltan dos notas aún, pero no tengo buenas sensaciones T_T) Aún así, estoy animada, y pienso corregir mis errores el curso que viene, si no muero en el intento xD

Dicho esto, os quería comentar algo que acabo de descubrir. Resulta que estaba buscando una manera de imprimir mis calendarios de Lightning, simplemente porque me gusta tener siempre una referencia colgada en el tablón de corcho de mi cuarto, o para llevarlo en mi carpeta de la universidad. Antes solía hacerlo a mano, pero la verdad es que es bastante trabajo, y así queda menos cutre.
La cosa es que no he encontrado la forma de imprimir desde Lightning... pero una lucecita se encendió, y cómo ya os enseñé en esta entrada anterior, estoy totalmente sincronizada con Google Calendar,... y ahí sí me deja imprimir *felicidad*
Os voy a mostrar cómo hacerlo, es muy sencillo y nos ofrece muchas posibilidades:


Paso 1: Configurar la vista del calendario.

Entráis de forma normal a vuestra cuenta de Google Calendar. Vamos a centrar nuestra atención en el siguiente conjunto de pestañas que encontramos encima de nuestro calendario (pinchad en la imagen para verla más grande):


Empezaremos desde la izquierda, describiendo lo que podemos hacer para nuestra misión de imprimir el calendario:
  1. La tecla Hoy nos permite saltar directamente al día de hoy, por si nos hemos perdido un poco (algo así al "Usted está aquí" de los mapas xD)
  2. Con las flechitas podemos avanzar y retroceder en el tiempo (es una máquina del tiempoooo *o*... vale, ya paro de decir tonterías xD Esto no es serio...) 
  3. Ahora viene la parte interesante. Podemos elegir entre distintas Vistas de nuestro calendario, tal y cómo hicimos con Thunderbird. Dependiendo de qué vista tengamos, así saldrá cuándo lo imprimamos. Así que elegid antes de nada cómo queréis verlo. Si los nombres de nuestros eventos son muy largos, puede que en la vista de mes no salgan los nombres enteros, así que será mejor que lo comprobéis antes de imprimir si no queréis gastar tiempo y papel inútilmente.
  4. El botón de Más nos despliega dos opciones: la tan ansiada Imprimir, y la de Actualizar el calendario, por si hemos editado hace poco los eventos en otros dispositivos y no se ha sincronizado. Venga, pulsad Imprimir, que sé que estáis deseando.


Paso 2: Configurar la impresión.

Esto es lo que nos va a aparecer (sin manchurrones grises, obviamente):


Dependiendo de la vista que hayáis escogido, os saldrá de una forma u otra. Aquí podéis configurar el período que queréis que aparezca, para que se añada en las páginas siguientes, el tamaño de fuente, la orientación, si queréis mostrar eventos que no han sido aceptados, y si lo preferís enteramente en blanco y negro para que la impresión sea más nítida. Fácil, ¿no?

Si lo tenéis todo listo para imprimir, sólo tenéis que pulsar Imprimir. Si en cambio, por cualquier motivo, preferís tenerlo en pdf para imprimirlo más tarde, pulsáis Guardar como... y os saldrá una bonita venta para descargarlo. Es perfecto para gente como yo que no tenemos impresora y tenemos que valernos de la copistería de la facultad.

Ya tenéis vuestro calendario en papel... ¿y ahora qué? Si pensáis que esto no sirve de nada, voy a intentar conveceros de lo contrario:


Paso 3: Aprovechar las posibilidades
  1. Si creáis un calendario con el horario semanal de vuestras clases y prácticas, configuráis la vista en Semana y lo imprimís, podéis tener un práctico horario, muy profesional y sin haber movido apenas un dedo. (Yo llevo años intentando hacer algo así T_T No sabéis la que lié el año pasado con el Excel para hacer un horario que me gustara...)
  2. La misma idea para el calendario de exámenes. Imprimís usando la vista de Mes los dos o tres meses que tengáis exámenes. Empapeláis las paredes de vuestro cuarto con él y ya nunca más os olvidaréis de esas fechas XD (Es broma, que conste, con una copia encima del escritorio o en una carpeta vale)
  3. ¿Trabajas en equipo? ¿Organizas cursos o algo parecido? Haz un calendario en Google Calendar dedicado a ello, con los horarios y las fechas importantes e imprímelo con la vista que prefieras para colgarlo en la oficina, el taller, o el sitio de reuniones y así todo el mundo estará al corriente de o que pasa cada día.


Ante todo, sé muy bien que las cosas pueden variar y no váis a estar imprimiendo calendarios cada dos por tres. No tengáis miedo de tachar cualquier evento, añadir más, o simplemente resaltar cosas con lápiz, boli o rotuladores.Es vuestra herramienta de organización y tenéis que tenerla a vuestro gusto, para que os sintáis cómodos utilizándola :)

¿Le habéis encontrado más posibilidades a esto? ¿Os ha resultado útil, o no? Podéis dejar los comentarios que creáis oportunos aquí mismo ^^ Espero que os sirva.

sábado, 31 de agosto de 2013

Exámenes de Septiembre are coming

Holaaa a todoss

Ya habéis visto el título, que es bastante descriptivo. Y es que resulta que este lunes comienzo con los exámenes de recuperación, hasta el día 11. Por ello siento tener que dejar el blog en suspensión hasta que termine, ya es hora de que me ponga a estudiar XD
Pero no creáis que esto es una excusa para dejar el blog abandonado. Tengo muchas entradas ya planteadas para la vuelta: reseña de Bóvedas de Acero (que me queda poquito), Otaku-seña de Fullmetal Alchemist Brotherhood y continuar con el reto de Asimov con más calma, entre otras cosas que seguro que van surgiendo.
Bueno, eso es todo, espero que todos los que tenéis exámenes en Septiembre tengáis mucha suerte, ¡¡mucho ánimo a todos!!

martes, 20 de agosto de 2013

Desvaríos de una ingeniera: ¡Organizarse o morir! (2)

¿Tienes que preguntarle al de al lado para saber en qué día vives? ¿Has llegado a clase o al trabajo y te has llevado una sorpresa desagradable de la que no te acordabas? Aquí os contaré cómo me las arreglo para organizarme. Puede que no te funcione, pero todo es intentarlo ;)

Hola de nuevo a todos, hoy os vengo a presentar uno de los programas que hace que mi organización sea un poco más fácil: Lightning. En realidad no es un programa en sí, si no un complemento del Mozilla Thunderbird, el gestor de correo que utilizo actualmente. También por eso, se me hace muy cómodo tener mis mails y mis tareas juntas en el mismo sitio. Personalmente, os recomiendo un programa como Thunderbird si tenéis que gestionar varias cuentas de correo. Siento deciros que vais a ver muchas palabras como Google, Lightning, instalar, calendario,... repetidas, pero es que no he encontrado otra forma de explicarlo sin ponerlas muchas veces -_-"

Voy a detallaros paso a paso como lo he instalado y configurado para que todo funcione como quiero. He tenido que modificar las capturas por cuestiones de privacidad, ya sabéis xD No es lo normal de Thunderbird que te salgan cuadrados grises xD.

Paso 1: Agregar el complemento de Lightning.

Suponiendo que os hayáis descargado e instalado Thunderbird ya (aquí tenéis el enlace), tendréis que bajaros los complementos necesarios. Para ello, debéis pinchar con el ratón donde indican las flechas rojas de la siguiente captura:


La flechita naranja es para que veáis la pestaña que os añade Lightning cuando lo tengáis. Una vez hecho esto, tendréis que buscar e instalaros los complementos que os señalo aquí: 

  • Lightning: el complemento en cuestión que nos añadirá los calendarios en Thunderbird.
  • Proveedor de Google Calendar: gracias a este complemento, nuestros calendarios de Thunderbird pueden sincronizarse con Google Calendar, y por lo tanto, con Android. De esta forma, podréis acceder a vuestro calendario desde cualquier parte si tenéis un smartphone Android.
Además, utilizo el complemento MinimizetoTray revived para que Thunderbird se quede en segundo plano en el área de notificación, ya que por defecto no trae esa opción. He de decir que ese complemento no lo descubrí yo, mi amiga Lu se encargó de ello. 

Paso 2: Familiarizarse con Lightning.

Aunque sea muy intuitivo, entiendo que habrá personas que no sabrán por dónde empezar con Lightning, por ello, antes de ponernos a sincronizar con Google Calendar, creo que es importante este paso para que cojáis soltura.

En primer lugar, cabe destacar que uno de los puntos fuertes de Lightning para mí son las distintas vistas que nos ofrece: vista del día, de la semana, de cuatro semanas o de un mes. Esto es muy útil, ya que simplemente navegando entre sus pestañas podemos hacernos rápidamente a la idea de los marrones que se nos vienen encima a corto y a medio plazo xD

He elegido parte de mi hermoso calendario de Septiembre para deleitaros. Los eventos en rojo son exámenes T_T

Debéis saber que tenemos la posibilidad de manejar varios calendarios, ocultándolos o no según nuestras necesidades, cada uno con su color identificativo. Cuando queramos hacer un nuevo evento, simplemento pinchando dos veces en cualquier día del calendario, nos aparecerá la siguiente ventanita:
 

Podemos configurar la hora del evento, duración, si queremos que se repita, su descripción,... y algo muy importante, los recordatorios que queremos que se generen. Cuando los configuremos, nos aparecerán unas ventanitas avisándonos si tenemos Thunderbird abierto, y si lo sincronizamos con Android, en nuestro móvil también aparecerá otro aviso. Para mí esto es esencial cuando estoy fuera y no sé a qué práctica tengo que ir a tal hora. Mi móvil me avisa y ya está ^^
También son de ayuda las categorías de los eventos, ya que podemos personalizarlas a nuestro antojo, y así identificamos cada tipo de evento con un color para que a simple vista podamos saber si podemos descansar o tenemos que salir corriendo a hacer otra cosa. Para ello, simplemente buscamos en el menú Herramientas->Opciones->Calendario y podremos añadir y editar todas las categorías:


Lightning tiene muchas más opciones de personalización en las otras pestañas que podéis ver arriba. Es cuestión de que investiguéis y lo pongáis a vuestro gusto :)

 Paso 3: Sincronizar Lightning con Google Calendar y Android

Cuando ya le hayáis cogido el gustillo a Lightning, podéis maximizar sus posibilidades sincronizándolo con vuestros calendarios de Google Calendar. Si no lo sabíais, en Google Calendar podéis crear también con vuestra cuenta Gmail los calendarios que necesitéis y acceder a ellos desde la red. Entonces, os preguntaréis para qué necesito yo Lightning. Pues bien, os podría contestar que es por costumbre personal, ya que soy usuaria de Thunderbird y que no me cuesta nada acceder a Lightning. Pero es que además, los cambios que realizo se sincronizan en Google Calendar cuando dispongo de Internet. Aunque no pueda tener Internet, me interesa poder acceder a mis tareas en mi ordenador (debido a mis estudios, paso mucho tiempo con mi ordenador xD) cuando lo necesite, y por ello me gusta tener esa opción gracias a Lightning. La sincronización con Google Calendar es para mí un añadido, muy útil, pero añadido.

Si os he convencido, podéis seguir los siguientes pasos. Iré despacio, explicándolo todo en cada captura (mirad las leyendas de debajo de cada una), para que no os perdáis ^^

1- Instalar el complemento indicado anteriormente: Por si os habéis olvidado, se llama Proveedor de Google Calendar

2- Copiar de Google Calendar la dirección de nuestro calendario:

Cuando sepamos qué calendario queremos sincronizar con Lightning, pinchamos en la pestañita que os señalo.
Os saldrá una pantalla con estas opciones. Tenéis que buscar en "Detalles del calendario"


Y en el apartado de "Dirección privada", pincháis en "ICAL" para que os salga la dirección de vuestro calendario. La copiais para utilizarla en el siguiente paso.
 3- Indicarle a Lightning el calendario elegido: 

Volvemos a Lightning y pinchamos en Archivo-> Nuevo->Calendario

Le indicamos que nuestro calendario está en la red.

Seleccionamos Google Calendar y que nuestro calendario sea compatible con el modo sin conexión. En "Lugar", pegamos la dirección ICAL privada que hemos copiado de Google Calendar.

Tendremos que poner la contraseña de la cuenta de Gmail que gestiona el calendario. Para más comodidad, podéis darle a recordar contraseña para no tener que ponerla cada vez.

Ya sólo falta ponerle un nombre y un color para identificarlo. Si vamos a utilizar los recordatorios, le damos a Mostrar avisos para que Thunderbird nos avise.

Y ya está todo listo para organizar nuestra vida de forma más cómoda ^^



Creo que ya está todo lo importante dicho. Cuando tengáis sincronizado vuestro calendario con Google Calendar, también lo tendréis con vuestro calendario en Android, si utilizáis la misma cuenta de Google. De esta forma, cualquier cambio en Lightning, podrá verse vía web o en tu smartphone. Aquí tenéis la ayuda de Google para sincronizar con Android, por si os da algún problema.

Como ya os he dicho, esta es una de las cosas que me ayudan a mí a organizarme. Soy consciente de que cada uno tiene su forma de hacer las cosas, por lo que podéis probar, y si no os gusta siempre tenéis la opción de desinstalarlo todo ;) Si tenéis alguna duda o algo que decir, podéis dejarme un comentario y os intentaré ayudar.

jueves, 15 de agosto de 2013

ElPduL-Reseña: Yo, Robot

¡Holaaaaa, qué taaaal!

Aquí estoy de nuevo. Creíais que no iba a poder mantener el blog, ¿eh? Pues toca aguantarme, porque ya me he terminado el primer libro del reto de Asimov, y qué mejor forma de demostrarlo que haciendo una reseña sobre él. Creo que es la tercera vez que lo leo, aún así, me sigue encantando.

Como no he hecho aún ninguna reseña, os voy a introducir de forma práctica cómo las iré poniendo. Además, este libro es un tanto especial, ya que es una compilación de relatos con un personaje en común. En fin, al lío.

#########Parte sin spoilers#########

Este libro recorre, a través de una larga entrevista a la robopsicóloga Susan Calvin, una serie de relatos en torno a los robots. Desde los primeros tiempos primitivos, hasta las sofisticación de las Máquinas, pasando por el comienzo de los viajes interestelares.
Lo cierto es que está muy acertadamente en el primer puesto de la lista de libros del reto. Para mí, es muy importante para poder entender muchas cosas que se irán viendo luego, para introducirse en las Tres Leyes de la Robótica y para ir conociendo a los robots su interacción con los humanos y las paradojas que pueden llegar a producirse. Los relatos que se incluyen son los siguientes:
  • "Robbie"
  • "Círculo vicioso"
  • "Razón"
  • "Atrapa esa Liebre"
  • "¡Embustero!"
  • "Pequeño Robot Perdido"
  • "¡Fuga!"
  • "Evidencia"
  • "El Conflicto Evitable"
 Cada uno tiene sus peculiaridades, pero entre mis favoritos podrian estar "Robbie", por su ternura, "Razón", por la situación que se presenta, "¡Embustero!", ya que lo interpreto como una crítica a la naturaleza humana y "Evidencia", porque simplemente es genial. Y es una elección difícil.

Pasemos a los personajes. Personajes, que no personas, pues aquí los robots, máquinas pensantes, Cerebros, o cómo queráis llamarles, tienen incluso más importancia que los seres humanos. El nexo de unión es claramente la robopsicóloga Susan Calvin, de personalidad seria, fría y bastante calculadora, que sólo se ve alterada por cierto incidente en el relato "Embustero". Me parece que su papel lo cumple bastante bien, ya que, debido a su especialidad y trabajo en la "U.S Robots & Mechanical Men Inc" logra desentrañar las distintas paradojas que se van sucediendo a lo largo del libro en torno a las tras leyes de la Robótica. Si nunca habéis oído hablar de ellas, aquí las tenéis:

  1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño. 
  2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto cuando estas órdenes están en oposición con la primera Ley. 
  3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no esté en conflicto con la primera o segunda Leyes. 
Manual de Robótica 1ª edición, año 2058
 
Son tres normas muy importantes para nuestro reto (hablo en plural, qué triste, sé que nadie sigue el reto T_T) ya que están intrínsecamente ligadas a los cerebros positrónicos de los robots. Pero lo que más me fascina, es poder encontrarme con estas premisas en las introducciones de los manuales de robótica de la biblioteca de mi facultad (true story!) ya que han servido de inspiración a la ingeniería dedicada a estos seres artificiales. Pero tendré que dedicarle más tiempo a estas leyes más adelante, en la parte con spoilers. Ahora debo seguir con la parte de los personajes.

Gregory Powell y Mike Donovan son un dúo inseparable de ingenieros que aparece en varios relatos. También trabajan para la "U.S Robots & Mechanical Men Inc", pero tratando con los nuevos prototipos de robots, a los que tienen que poner a prueba y pulirles los fallos para que puedan salir a mercado. Éstos dos se complementan perfectamente, y aunque parecen un dúo cómico, son lo suficientemente inteligentes para solventar los (bastantes y variados) problemas que se les presentan..

Los demás personajes humanos son, a mi parecer, más secundarios, y la atención se centra sobre todo en las máquina que protagoniza cada relato en cuestión.

El estilo de Asimov simplemente me encanta. Será que me he acostumbrado, pero creo que es fácil de leer, excepto en las partes más engorrosas con explicaciones científicas y electrónicas. Pero es que es ahí dónde se ve la profundidad del mundo que ha creado este autor, los muchísimos detalles que nos hacen sumergirnos más y creer que la realidad que nos muestra "Yo, Robot" podría no estar muy lejana. Por último, y aunque este libro no sea el mejor ejemplo para ello, admiro a Asimov porque no deja cabos sueltos (o al menos, yo no tengo la sensación de que los deje) Pero ya os digo, esto podremos verlo mejor en algunos de los libros que vendrán después.

También he de decir a favor de "Yo, robot" que es un libro no demasiado largo. Es perfecto para esas épocas en las que no tienes mucho tiempo que leer, ya que los relatos son más o menos cortos, y puedes ir leyéndolos cuando te apetezca, ya que no tienen una trama complicada en la que tengas que acordarte del anterior perfectamente para seguir leyendo

Ahora paso a la parte con spoilers, así que tened cuidado, porque pienso desgranar relato a relato.


(para que no digáis que no aviso. Quería arreglarlo un poquito más, pasarle una manita de Photoshop, ya me curraré algo más sofisticado la próxima vez xD)

Bueno, empezar por el hecho de que me da bastante pena el entrevistador de Susan Calvin, el pobre tuvo que sudar tinta para sacarle los relatos... pero sin su esfuerzo no podríamos haber disfrutado de ellos de manera tan natural, observando las reacciones de la, a veces protagonista, al recordar ciertos detalles...

Robbie

La pequeña Gloria disfruta de la compañía de un exclusivo robot fabricado por la "U.S Robots" con el único objetivo de cuidarla, jugar con ella y protegerla. Pero su madre no está por la labor, ya que teme que los vecinos tomen represalias contra ellos, debido al sentimiento anti-robots que ya comienza a aflorar. Por ello, engaña a la pobre niñita (idea con la que su marido está totalmente en desacuerdo, aunque tiene que ceder) para intentar eliminar todo rastro del robot en la vida de Gloria. Un perro, un cambio de ciudad, ropa y demás distracciones es sólo parte del arsenal que la madre utiliza para que olvide a Robbie. Pero nada de ello funciona con Gloria, que se afana en la búsqueda del robot con más ahínco si cabe. Todo termina cuando en una excursión a la fábrica de robots (sospechosamente planeada por el padre de familia) el querido robot de Gloria (que, también sospechosamente, se encuentra trabajando en una tarea sospechosamente distinta para lo que estaba fabricado, en una de las salas que visitan, sospechosamente) salva a la chiquilla de la muerte. Por ello, la madre tiene que ceder y dejar que el robot y la niña sigan juntos.

Este relato es simplemente entrañable, ya lo he dicho. Consigue que odies a la madre de Gloria por no dejarle estar con Robbie, y aunque no sea humano, sientes que el robot es demasiado adorable para ser sólo un amasijo de metal y circuitos.

Círculo Vicioso

Lo que parecía una simple misión llega a convertirse en cuestión de vida a muerte para Donovan y Powell, ingenieros de la "U.S Robots" que pretendían reactivar la actividad de una estación espacial minera en Mercurio con la ayuda de Speedy. Éste es el último modelo (carísimo) de robot diseñado especialmente para soportar las condiciones del planeta, realizar las tareas mineras, y también, la fuente de todos los problemas. Cuando nuestro dúo manda a Speedy recoger el mineral que necesitan para sobrevivir en la base, creen que volverá rápidamente y sin ningún altercado. Pero su sorpresa es mayúscula cuando se dan cuenta de que no vuelve, y se dedica a girar de un lado a otro sin llegar al yacimiento ni volver a la base, balbuceando frases sin sentido, en resumen, como si estuviera borracho. Todo es culpa de un conflicto entre la Segunda Ley, la que hace que el robot quiera ir a cumplir su cometido, y la Tercera, que ha sido reforzada en Speedy al ser un modelo muy caro, y es la causa de que no quiera exponerse al peligro que existe en el yacimiento.
Como ya sabéis, por encima de estas dos leyes está la Primera, por lo que Powell arriesga su vida en un acto desesperado. Suerte que Speedy estuviera allí para salvarle.

Es el primer relato en el que podemos observar las posibles paradojas que pueden producirse con las tres leyes, por lo que resulta muy interesante leer las explicaciones que dan. Además, es la presentación del dúo Powell/Donovan, y se ve que van a dar mucho juego. Aún así, no está entre mis favoritos, ya que el conflicto de leyes me parece más profundo en alguno de los relatos que le sigue.

Razón
-¡Ah, por Júpiter... un robot Descartes!- gruñó Powell.
Volvemos a tener aquí una aventura espacial con Powell y Donovan probando otro modelo de robot, el QT-1, familiarmente llamado Cutie. Aquí tendrán la misión de controlar los rayos de energía que deben proyectar a los distintos planetas, con especial cuidado, ya que un error de precisión puede provocar un buen desastre. Todo el problema viene cuando Cutie, dotado de una inteligencia altamente desarrollada para esa época, comienza a elucubrar sobre la verdad de lo que le rodea. Piensa que el es un ser demasiado perfecto para haber sido creado por los "simples humanos". Llega a inventarse una religión, en la que adora al transformador de energía, e incluso adoctrina a los demás robots. Aunque Donovan y Powell intentan convencerle de que está equivocado, el robot no cede y llega a arrebatarles el control de la base. Ellos no pueden hacer nada, ya que todos los demás robots siguen a su profeta Cutie.
-Fíjate en ti- dijo finalmente-. No lo digo con espíritu de desprecio, pero fíjate bien. Estás hecho de un material blanco y flojo, sin resistencia, dependiendo para la energía de la oxidación ineficiente del material orgánico... como esto- añadió señalando con un gesto de reprobación los restos del bocadillo de Donovan-. Pasáis periódicamente a un estado de coma, y la menor variación de temperatura, presión atmosférica, la humedad o la intensidad de radiación afecta a vuestra eficiencia. Sois "alterables".
-Yo, por el contrario, soy un producto acabado. Absorbo energía electríca directamente y la utilizo con casi un ciento por ciento de eficiencia. Estoy compuesto de fuerte metal, estoy consciente constantemente y puedo soportar fácilmente los más extremados cambios ambientales. Estos son hechos que, partiendo de la irrefutable proposición de que ningún ser puede crear un ser más perfecto que él, reduce vuestra tonta teoría a la nada.
Estas palabras de Cutie incluso inspiraron un anuncio de BMW:


La verdadera preocupación de los ingenieros es que una intensa tormenta solar se acerca, lo que puede provocar que el rayo de energía se desvíe los suficiente para destrozar parte de la Tierra. Están encerrados porque Cutie cree que es lo más correcto según su religión y no se fían de que el robot conozca las verdaderas consecuencias de su cometido, o lo que es lo mismo, que no le importe que el rayo se desvíe. 
Pero la Primera Ley de la Robótica prevalece sobre todo, y aunque Cutie no se dé cuenta, y crea que es su misión divina, logra mantener el rayo de energía perfectamente en su sitio, protegiendo así a los humanos.
Powell y Donovan, al ver que el robot realiza su trabajo correctamente pese a sus aires de grandeza, se marchan, un poco más tranquilos de la base espacial.

Bueno, ya habéis visto que este relato ha dado para mucho. Esto se debe a la profundidad del razonamiento de Cutie, que crea una especie de filosofía, basada en sus razonamientos, como ya han hecho a lo largo de la historia numerosos filósofos "humanos". Es divertido ver como saca de quicio a Powell y (sobre todo) a Donovan, a los que trata de manera benevolente, incluso apenándose de que su entendimiento no alcance a comprender la nueva religión. Este relato da mucho qué pensar y podrían sacarse varios temas para debatir, filosofía, religión, creación de inteligencia artificial, etc... Por eso me encanta :D (no sé si se ha notado xD)

Atrapa esa liebre

Alguno de los relatos tenía que disgustarme, y si tengo que elegir, que sea éste. No me satisface la explicación que se da, y creo que podría haberse esclarecido mejor...

Otro de los relatos de Donovan y Powell probando nuevos robots en el espacio. Esta vez, tienen a un "súper robot" con seis robots subordinados que deben obedecerle como si de sus dedos se tratara, casi automáticamente, ya que el sistema de comunicación entre ellos así lo establece (aquí mi parte teleco se regocija un poco, jeje...) Pero los ingenieros se dan cuenta de que Dave (así se llama el robot "jefe") hace cosas extrañas cuando no le vigilan: comienza a bailar y a hacer marchas con sus subordinados. Tras mucho darle al coco, Powell llega a la conclusión de que Dave no puede soportar la carga de trabajo de todos sus "dedos", por lo que destruye a uno de ellos, arreglando el problema. Al menos esa es la interpretación que yo he obtenido, ya que, como he dicho, no me resultó del todo clara.

¡Embustero!

Al fin un cambio de personajes, ya necesitábamos un poco de "aire fresco". En este relato, Susan Calvin se encuentra con un robot extraordinario, en el sentido de que es el primer y último que ha sido fabricado (accidentalmente) con la capacidad de leer el pensamiento. Para analizar cuál es el fallo que se ha cometido en la cadena de montaje, Alfred Lanning, director de la "U.S Robots", pone a trabajar a tres de sus especialistas, Susan Calvin, Peter Bogert y Milton Ashe. Herbie, el susodicho robot, responde a todas las preguntas que ellos llegan a hacerle, incluso a las que implican violar la intimidad de las mentes humanas.
Pero, tras un tiempo, se dan cuenta de que hay contradicciones en lo que el robot les dijo: Ashe no corresponde a Susan Calvin, tal como ella había deseado. Tampoco el director de la "U.S Robots" tenía pensado dimitir y nombrar su sucesor a Bogert, tal y como él también había deseado. Y está claro para Lanning que Herbie sabe la solución del problema matemático que no pudo resolver delante de Bogert.
Todo muy raro. En el momento que Herbie es enfrentado a sus contradicciones delante de los cuatro expertos, se queda mudo. Es entonces cuando Susan Calvin les explica, con tono frío, a los otros tres, que el robot les ha mentido, bajo la premisa de la Primera Ley, para no dañarles "psicológicamente": Herbie no podría soportar el hecho de haber herido la vanidad de Bogert, o de romperle el corazón a Susan. Ni siquiera podía detallarles el error que hubo en la cadena de montaje, ya que sabía que el orgullo de Lanning también resultaría herido. Tras esta explicación, podemos leer como el rencor de Susan hacia el robot que le hizo soñar con un amor imposible causa su colapso, y por tanto, la destrucción del primer y último robot que lee el pensamiento a manos de los humanos que intentaba proteger:
-No puedes decírselo - murmuró la doctora -, porque les herirá y tú no puedes herirlos. Pero si no se lo dices, los hieres también, de manera que debes decírselo. Y si se lo dices los herirás, de manera que no debes decírselo, pero si no se lo dices los hieres, de manera que debes decírselo; pero si lo dices hieres, de manera que debes decírselo; pero si no lo dices...
Herbie estaba acorralado contra la pared y cayó de rodillas.
-¡Basta! - gritó - ¡Cierra tu pensamiento! ¡Está lleno de engaño, dolor y odio! ¡No quise hacerlo, te digo! ¡He tratado de ayudarte! ¡Te he dicho lo que deseabas oír! ¡Tenía que hacerlo!
La doctora no le prestaba atención.
-Debes decírselo, pero si se lo dices los hieres, de manera que no debes; pero si no lo dices los hieres, de manera que...
Y Herbie lanzó un grito estridente...
No me digáis que Susan Calvin en plan robo-psicópata no da miedo... él sólo les dijo lo que ellos querían oír, aunque fuese mentira. Muchas personas seguro que en su día a día están con gente que actúa como Herbie, pero no por su noble motivo ni mucho menos... También he de decir, que esta historia es referenciada en otro de los libros que podremos disfrutar en el reto ;) Pero todo llegará.

Pequeño robot perdido

Esta vez son Calvin y Bogert los que tienen que viajar a una base militar en el espacio. Su cometido es encontrar uno de los nuevos robots Nestor que, obedeciendo la orden de uno de los trabajadores de la base ("Piérdete", dicho de mala manera) se esconde entre otros 62 robots, aparentemente idénticos, pero que interiormente tienen una importante diferencia: para que el Nestor deje trabajar a los humanos con radiación, tiene su Primera Ley modificada a "Ningún robot debe lastimar a un ser humano".
Susan se escandaliza por esto, ya que la primera Ley al completo es lo único que puede salvarles de una rebelión de los robots. Es por ello, y por el escándalo público que pudiera resultar tal noticia entre la población, que encontrar al robot Nestor se convierte en un asunto de suma importancia.
La robopsicóloga se las arregla al final para engañar al robot, que demuestra tras varias pruebas su inteligencia superior, y un cierto carácter narcisista que enerva a Susan. Para ello, utiliza la habilidad aprendida del Nestor para identificar las radiaciones, y la contraposición de las tres Leyes, haciendo que en una prueba en la que ella misma pone en peligro su vida, el Nestor sea el único que va a salvarla.

Aunque no está entre mis favoritos, me encanta la manera en la que se ve como una leve modificación en la Primera Ley, lo desestabiliza todo. Esta ley es la única que consigue que los robots, creaciones del ser humano, pero mucho más perfectos que ellos, no se rebelen. Y así como en "Razón", Cutie se revuelve ante este hecho de manera pacífica, el robot Nestor podría haber hecho que por inacción, cualquiera de los humanos de la base muriera, simplemente por insumisión.

¡Fuga!

En plena época de investigación sobre los saltos hiperespaciales, llega a la "U.S Robots" un problema planteado por la competencia. Su máquina calculadora más avanzada ha sucumbido ante ese mismo problema, por lo que debe entrañar algún tipo de conflicto entre las tres Leyes. Aún así, animados por la cuantiosa recompensa que ofrece la competencia si lo resuelven, hacen que su "Cerebro" lo intente, bajo la atenta mirada de Susan Calvin.
El Cerebro es la máquina pensante más imponente de la "U.S Robots", y además, cuenta con la personalidad de un niño. Al finalizar su análisis, comienza a indicarles las pautas para construir una nave capaz de soportar un salto hiperespacial, pero Susan sabe que hay algo raro en la actitud que toma. Cuando está lista, los ingenieros Powell y Donovan terminan dentro por accidente y son los primeros que experimentan la breve "muerte" que es causada por el salto hiperespacial.
Esa era la paradoja que destruyó a la máquina de la compañía, pero que Cerebro pudo resolver comportándose como un niño inmaduro que bromea y juega con una nave de juguete.

Es muy entretenido ver como este dúo vuelve a meterse en líos sin querer, y como coexisten al mismo tiempo con Susan Calvin. También me parece interesante porque es el principio de uno de los avances más importantes en las novelas de Asimov, el salto interestelar.

Evidencia

Nos sumergimos de lleno en plenas elecciones. Stephen Byerley, un excelente abogado y mejor ciudadano se enfrenta a Francis Quinn, el cual le acusa de ser un robot por su extraño comportamiento: su rival no come nunca en público, en sus defensas nunca pide la pena de muerte y se niega a someterse a los rayos X para demostrar lo contrario. Para conseguir la victoria, Quinn incluso implica a Susan Calvin, para que demuestre desde el plano de la robopsicología que Byerley es un robot humanoide. Byerley come delante suya para desmentir a Quinn, pero su actitud dista mucho dequitarle la razón, y la campaña electoral del abogado se ve afectada, ya que ser un robot le arrebataría directamente la oportunidad de conseguir ningún puesto político.
Susan Calvin, por su parte, establece que la única forma de demostrar que Byerley no es un robot es haciendo que incumpla alguna de las tres Leyes:
-Porque, si se detiene usted a estudiarlas, verá que las tres Leyes de la Robótica no son más que los principios esenciales de una gran cantidad de sistemas éticos del mundo. Todo ser humano se supone dotado de un instinto de conservación. Es la Tercera Ley de la Robótica. Todo ser humano "bueno", siendo la consecuencia social del sentido de responsabilidad, deberá someterse a la autoridad constituida; obedecer a su doctor, a su Gobierno, a su psiquiatra, a su compañero; incluso si son un obstáculo a su comodidad y seguridad. Es la Segunda Ley del Robotismo. Todo ser humano "bueno" debe, además, amar a su prójimo como a sí mismo, arriesgar su vida para salvar a los demás. Esta es la Primera Ley de la Robótica. Para exponerlo claramente, si Byerley observa todas las reglas de robotismos, puede ser un robot, pero puede también ser simplemente una buena persona.
Finalmente, en un acto multitudinario de campaña, Byerley da un discurso exponiendo su integridad ante la muchedumbre. De entre el público aparece un bromista que le asalta pidiendo que le pegue en la cara. Byerley, no demasiado convencido, concede su deseo, demostrando a todo el mundo que es humano, y consiguiendo así su victoria ante Quinn.
Pero no todo el mundo está convencido. Susan Calvin tiene la sospecha de que el gamberro casual podría haber sido otro robot humanoide...

Teniendo en cuenta la plantilla de impresentables que componen el cuerpo político del país, está claro que más de uno y una (servidora incluida) preferiría que un robot como Byerley, gobernase, bajo las premisas del las Tres Leyes de la Robótica, o de la simple ética de ser buena persona :) Es por ello que este relato está entre mis favoritos, opino como Susan, que también votaría a un robot.

El conflicto evitable

Es una pena, ya hemos llegado al último relato (seguro que ya estaréis más cansados de leerme...) Aquí podemos ver como Byerley ha logrado progresar en su carrera política y cómo han avanzado los distintos países: ahora todas las decisiones importantes las hacen las "máquinas", potentísimos cerebros positrónicos que calculan cada detalle para garantizar el cumplimiento de las tres Leyes, consiguiendo así la estabilidad de la humanidad.
Byerley pide ayuda a Susan Calvin, ya que observa que las últimas decisiones de las máquinas parecen contrarias a tal fin, y duda entre que los coordinares regionales que las controlan y le informan le han mentido, o que las máquinas se han estropeado. La experta, tras su investigación, señala que las máquinas causan "males menores" para salvar a la humanidad de posibles "males mayores", y por lo tanto, no hay razón para dudar de su comportamiento.

Es aquí dónde se introduce la importancia que tiene en las tres Leyes el concepto que podríamos llamar "El humano o la humanidad" Los grandes cerebros positrónicos que componen las máquinas deben cuidar de grandes regiones, por lo que el concepto de humanidad se debe proteger con más esfuerzo que al individuo. Esto dará mucho tema en próximos libros, os lo prometo :)




Conclusión (sin SPOILERS)

"Yo, robot" no podría estar mejor que en el primer puesto de la lista de libros del reto. Nos introduce perfectamente en el mundo de Asimov, contándonos desde el principio la evolución de los cerebros positrónicos, y las consecuencias que esto tiene para la humanidad.
Ameno de leer, y más si te interesa todo el mundo relacionado con la robótica. De este libro, aparte de aprenderte bien las tres Leyes de la Robótica, puedes sacar varios temas dignos de reflexión. ¡Ah! y muy importante, no he tenido el placer de ver la película homónima, pero según me han contado, sólo tienen en común el nombre y poco más, así que si no te gustó, no deseches el libro porque podría ser una grata sorpresa.

En resumen, uno de los regalos de Asimov para nuestras mentes, aunque no sea el mejor, en mi opinión.



Bueno, por fin he llegado al final de la reseña. La verdad es que me ha llevado bastante tiempo, así que espero que perdonéis la tardanza, ya véis que no es que haya escrito dos líneas precisamente xD También cabe decir que al ser un libro de relatos y querer analizar cada uno, es normal que me haya salido así de larga. Por mi propia salud, ojalá las próximas reseñas sean de libritos normalitos, y no tenga que extenderme tanto (¡tengo unos exámenes de Septiembre que aprobar!)
Si tenéis algún apunte o queja, podéis dejarlo en los comentarios. Entre otras entradas, puede que pronto tengáis la reseña de "Bóvedas de Acero", así que no os despistéis mucho si os ha gustado :)

martes, 30 de julio de 2013

Desvaríos de una ingeniera: ¡Organizarse o morir! (1)

¿Tienes que preguntarle al de al lado para saber en qué día vives? ¿Has llegado a clase o al trabajo y te has llevado una sorpresa desagradable de la que no te acordabas? Aquí os contaré cómo me las arreglo para organizarme. Puede que no te funcione, pero todo es intentarlo ;)

Esta entrada será breve e introductoria para las demás que vendrán después. Esto se debe a que no estoy aquí para hacer publicidad sobre un señor que ha escrito un libro sobre la organización, si no que simplemente quería que supieráis algo sobre una de las siglas que más me llamó la atención cuando empecé a buscar aplicaciones para apuntar las cosas que tenía que hacer: GTD.

GTD, o Getting Things Done (si sabéis algo de Inglés podríais intuir el significado) es una especie de método, o como me gusta llamarlo a mí, recopilación de consejos que cada uno puede o no seguir en su totalidad, para gestionar el tiempo.

Se han publicado muchísimos libros, hay una horda de adictos al GTD y su credo, pero yo os trasnmitiré mi interpretación propia y que, hasta el momento, me ha servido: siéntate y ORGANÍZATE. Ya luego ponte a hacer lo que tengas que hacer.

Sí, parece simple, pero a mucha gente le cuesta eso de recopilar todas las tareas que se van acumulando a lo largo del día, asignarles una prioridad y, por qué no, un plazo máximo para cumplirlas. Improvisar está muy bien en ciertos aspectos de la vida, pero a mí me gusta saber hasta qué día tengo para entregar un trabajo, si se me pisan prácticas, o simplemente, si de verdad se han cumplido mis peores deseos y sólo tengo un cuarto de hora para comer entre clase y clase (en ese caso, debería llevarme un bocadillo preparado de casa).

Espero que estos ejemplos os ayuden a entender que sacrificar parte de tu tiempo para planear qué vas a hacer a corto-medio plazo puede ser más productivo que empezar a hacer cosas sin orden ninguno. Para cumplir nuestros objetivos necesitamos tres cuartas de fuerza de voluntad y ganas, y una cuarta de ayuda externa. Personalmente no confío mucho en mi memoria, además de que quiero reservarla para recordar lo que realmente me interesa (desde en qué capítulo de Bleach sale mi querido Hitsugaya hasta las leyes de Maxwell para Campos Electrómagnéticos)

Aquí es dónde entra en acción esa "ayudita externa". Básicamente, se trata de aplicaciones que recuerdan por mí y me muestran de forma más visual mi tiempo y cómo lo he organizado. Sobre estas aplicaciones hablarán las próximas entradas con el título ¡Organizarse o morir! de la sección original Desvaríos de una Ingeniera.


¡Espero que os sirva!

jueves, 25 de julio de 2013

Reto literario temático: Isaac Asimov


¡Bueeeeeeeeeeeenas!
¡He vuelto! Por fin puedo dedicarle un poco de tiempo a mi rincón, que lo tenía solo y abandonado. Tanto tiempo sin pasarme por aquí, que todavía estoy intentando quitar todo el polvo acumulado y ordenar las cajas sin abrir. Pero bueno, quería empezar mi retorno sin contaros mi vida, así que pasaré a describiros el porqué de esta entrada.
Si sois asiduos a la blogosfera ya habréis oído hablar de los retos. Leerse un millar de páginas, cinco veces la Saga Crepúsculo sin vomitar arcoiris, o atreverse a leer algo de Ken Follet son algunos ejemplos. El asunto es acabar haciendo "tal cosa en tanto tiempo".

En pocas palabras, he decidido leerme 18 libros de (mi adorado autor) Isaac Asimov, genio entre genios del género de ciencia ficción.
Aprovecharé el mini-descanso veraniego, pero aún así no pienso ponerme fecha límite. Este reto es principalmente para auto-incentivarme y de paso, recomendaros a todos sus libros ;) Ahora mismo ando leyendo a ratos Guía del autoestopista galáctico así que tampoco tengo prisa por empezar.
Muchos os preguntaréis que por qué Asimov, por qué 18 libros y por qué narices se me ha ocurrido esto. Como ya os he dicho, es un auto-incentivo, ya que abandoné hace mucho tiempo un libro suyo, justo cuando me encontraba inmersa en la saga de Fundación, y como tengo memoria de pez, no puedo retomar la historia porque no recordaría los detalles de los libros anteriores (creo que ni siquiera me acuerdo en qué libro lo dejé).
Me enganché a Asimov, y al ci-fi en general gracias a un foro de lectura llamado ¡¡Ábrete libro!! En particular, seguí los pasos de cierto usuario que se ha convertido en mi maestro jedi en esto del ci-fi, Timber. Como buena alumna, respeté, y pienso respetar, el orden que él planteó en este post para leer la saga de Fundación, sin riesgo de spoilearme y siguiendo el transcurso de la historia de forma más o menos natural.

 En resumen, el reto consiste en leerse estos 18 libros, sin límite de tiempo:
  1. Yo, Robot
  2. Bóvedas de Acero
  3. El Sol Desnudo
  4. Los Robots del Amanecer
  5. Robots e Imperio

  6. En la Arena Estelar
  7. Las Corrientes del Espacio
  8. Un Guijarro en el Cielo

  9. Fundación
  10. Fundación e Imperio
  11. Segunda Fundación

  12. Los Límites de la Fundación
  13. Fundación y Tierra

  14. Preludio a la Fundación
  15. Hacia la Fundación

  16. El Temor de la Fundación
  17. Fundación y Caos
  18. El Triunfo de la Fundación
¿Te interesa? ¿Quieres poner el banner en tu blog porque te hace ilusión que todo el mundo se entere que eres, o serás un friki de Asimov? Pues aquí lo tienes:

Sin más, os dejo y espero que disfrutéis tanto como yo de la grandiosa historia del Imperio Galáctico :)

PD: Ignorad el desorden de mi rincón por favor :( En estos días iré arreglando las cosas que faltan, subiendo entradas y demás. Para cualquier duda o sugerencia podéis dejarme un comentario.